La Mansión de los Quintero

Mansión Quintero

Debo confesar que siempre he estado absolutamente enamorado de esta mansión de Tenerife, que en todo momento me ha parecido el epítome máximo del Modernismo.

Encargada por la familia Quintero García y diseñada en 1905 por el renombrado arquitecto vallisoletano Mariano de Estanga, la villa de la calle Jesús y María 15, en Santa Cruz de Tenerife, con su torreón culminado en una cúpula plateada, sus fachadas asimétricas, su predominio de lo curvo y su explosión de motivos florales y vegetales por doquier, es una genuina representante y máximo exponente del caprichoso art-nouveau en Tenerife.

Dentro del protegido y selecto barrio de los hoteles de la capital de Tenerife, esta mansión, junto con otras muchas villas, confieren a la zona una cualidad y un aire especial e inigualable.

Mariano de Estanga, que llegó a Tenerife por invitación de un hermano comandante de marina, esto es, por pura acción del destino, llegaría a convertirse en un elemento esencial del panorama arquitectónico insular, introduciendo nuevos aires y estéticas en la arquitectura de Tenerife y canaria en general.

La estética modernista apenas se desarrolló en la isla de Tenerife entre 1903 y 1915, constituyendo el período de la Gran Guerra, un período de estancamiento y aislacionismo en el archipiélago, a diferencia de la bonanza que la neutralidad española supuso para el territorio peninsular, y muy especialmente para la ciudad de Barcelona.