Hacienda San Nicolás

Hacienda San Nicolás

La Hacienda San Nicolás, es una distinguida mansión señorial de Tenerife del S. XVII, adscrita desde siempre a la importante familia Valcárcel, tal y como puede comprobarse visualizando el escudo de armas que porta la ermita de la finca.

Situada en lo que otrora fuera un descampado en medio del famoso Valle de la Orotava, se yergue digna y armoniosa, dentro de lo que hoy en día es el término municipal del Puerto de la Cruz, en el norte de la isla de Tenerife.

Su capilla, bajo la advocación de San Nicolás de Tolentino, ocupa una superficie de aproximadamente 74m2, caracterizándose por su artesonado mudéjar y por su singular piso de ladrillo sevillano.

Como toda capilla señorial que se precie, la ermita está comunicada con la casa, siendo presenciables los oficios en la misma desde un ventanal interior de la mansión.

La fachada principal de esta histórica mansión de Tenerife se caracteriza por su sobriedad y simetría, estando compuesta de tres grandes ventanales linealmente dispuestos en la segunda planta y un pequeño balcón canario sobre el portalón de entrada.

Al patio interior, en forma de L, porticado sobre pilares de madera de tea y cerrado con galería de ventanas de guillotina en la segunda planta, se accede a través de un zaguán rústico de suelo de cantos rodados de playa, que rezuma por doquier ese aspecto de villa rural que caracteriza a esta preciosa propiedad.

Junto a la casa, se encuentran multitud de dependencias anexas que se fueron añadiendo con los siglos y entre los que destaca un lagar del siglo XIX.

En el centro del patio, entre la vegetación, se encuentra una bonita fuente de piedra que sume al conjunto en un fantástico remanso de paz.

Finalmente señalar, que la que fuera una de las casas solares del linaje de los alféreces mayores de la isla de Tenerife, es hoy en día un popular restaurante de horarios muy flexibles y buena cocina.