Sabor Canario

Sabor Canario

Pocas veces un nombre puede condesar mejor una experiencia. Almorzar en el Restaurante Sabor Canario, en el insuperable entorno de una histórica casona urbana de la Orotava que figura inscrita en los registros de la villa desde el año 1599 y degustar todos los platos tradicionales de la cocina canaria que allí se sirven, desde el famoso bacalao encebollado con almendras, al no menos célebre conejo al salmorejo, o las costillas con papas y mojo verde, el queso plancha con mojo, los platos de cherne o la misma gran chuleta de cerdo con papas arrugadas y mojo picón, resulta todo ello una extraordinaria inmersión en una forma de hacer y de sentir inigualables y que caracterizan a la maravillosa Canarias Tradicional.

El restaurante Sabor Canario, en la calle carrera del escultor Estévez 17, en pleno casco histórico, a dos pasos del ayuntamiento de la Villa de la Orotava, es el resultado del mimo con el que la familia de D. Angel Manuel Domínguez, triste y recientemente fallecido, ha dedicado su esfuerzo por recuperar la mejor tradición culinaria y arquitectónica de Tenerife, convirtiendo el conjunto en un muy recomendable rincón de la isla desde que acometieran la restauración integral de la casona a mediados de los años noventa del pasado siglo.

Más de veinte años de dedicación han logrado la armoniosa combinación de un entorno de arquitectura tradicional insular de gran valor histórico, con un servicio amable y siempre atento, con un vino local que invita a la conversación y al buen humor y una comida como es difícil de encontrar en otros lares.

Al restaurante, que gira entorno al patio central porticado parcialmente por el soporte de singulares columnas de piedra de basalto de más cuatrocientos años de antigüedad, se suma una tienda de productos tradicionales de las Islas Canarias y un hotel rural de recomendable visita.

Pero dicho todo esto, es necesario entender que hay un momento a lo largo del año en el que el Sabor Canario adquiere todo su sabor, y este es, durante las fiestas de la Orotava y concretamente durante el Baile de Magos de la Villa, que conforme al variable calendario lunar por el que se rige, suele transcurrir un viernes del mes de Junio.

Todos los años, desde hace varios lustros, fieles a la cita, los de siempre, nos reunimos en el Sabor Canario luciendo nuestro traje tradicional y tras una fantástica cena, bailamos al son de las chácaras en el engalanado patio de la gran mansión. Y así, en ese extraordinario momento de exaltación del valor de la tradición, en ese entorno sin réplica, descubrimos y experimentamos todos los presentes, el auténtico sabor de lo verdaderamente canario, en un ambiente festivo e inclusivo, de gentes de todas las edades, condiciones y orígenes.